domingo, 26 de junio de 2011

Cuatro Signos del Desdichado



Cuatro Signos del Desdichado


Se relata que Al-Hasan Al-Basri – Allah tenga misericordia de él – dijo:



Cuatro signos de la miseria son: [tener] un corazón duro, los ojos secos [que nunca lloran], las esperanzas extensas [sobre esta vida], y avaricia y entusiasmo por amasar cosas mundanas (del dunya).


Ibn Abî Al-Dunyâ, Kitâb Al-Zuhd artículo 36.

Traducido del ingles por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/
Fuente en inglés: www.sayingsofthesalaf.net

domingo, 12 de junio de 2011

Los Niveles de Conocimiento (Por Sufyan az-Zawri)


Los Niveles de Conocimiento:


Sufyan Az-Zawrii (Que Allah tenga misericordia de él) dijo:

"El primer (nivel) del conocimiento es (contemplar) el silencio. El segundo es escuchar atentamente y memorizar. El tercero es actuar de acuerdo a la misma. El cuarto es divulgar y enseñar."

(Lammad Durral-Manzur minal-Qawlil-Ma-Zur nº 173)


Traducido del Inglés al Castellano por: Hayat al’andalusia.
Fuente: Grupo yahoo Sisters Upon Al-Istqaamah.
Tomado de: http://islamentrehermanas.forumactif.com/t2712-los-niveles-de-conocimiento

jueves, 9 de junio de 2011

Ninguna Soltería en el Islam





Ninguna Soltería en el Islam


Imam Ahmad – Allah tenga misericordia en él – dijo:


No tiene nada que ver con el Islam la soltería {Voluntariamente]. El Profeta – la paz y las bendiciónes de Allah sean con él – se casó con catorce mujeres, y él murió estando casado con nueve de ellas. Si Bishr b. Al-Harith se hubiera casado, sus asuntos estarían completos. Si la gente dejara el casamiento nadie iría a luchar o continuar la peregrinación (Al--Hajj), y tal y cual no pasaría.


Él continuó diciendo:


El Profeta –la paz y las bendiciónes de Allah sean con él – se despertaba por la mañana y su familia no tenía nada para comer y se iba acostar por la noche y ellos no tenían nada para comer, [aún así] él murió casado con nueve mujeres, él eligió el matrimonio y animó a otros a casarse
.


Imaam Ahmad – Allaah tenga misericordia de él – también dijo:


"No hay nada mejor para una mujer que un hombre, y no hay nada mejor para un hombre que una mujer."


Taawuus dijo,



“ La mitad de la religión de un hombre es una mujer".

Abu Bakr Al-Marrudhi, Kitaab Al-Wara’ p116-117.



Traducido del Inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/
Referencia en inglés:  http://www.sayingsofthesalaf.net/

lunes, 6 de junio de 2011

Las Cosas No Son Siempre Lo que Parecen …





Las Cosas No Son Siempre Lo que Parecen …


La Relación Personal Entre un Erudito y Su Estudiante.

El imán Ahmad solía mencionar a su esposa las virtudes de su Sheikh, Imam Ash Shafi'i. Él le mencionaba el conocimiento extenso y magnífico de Imam Ash Shafi'i así como su taqwah (es decir piedad). Imam Ahmad invitó a Imam Ash Shafi'i para que viniera a visitarlo a su casa. Cuando el tiempo de la cena llegó, Imam Ash Shafi'i comió hasta que se llenó y fué al cuarto de huéspedes para dormir un poco.


La esposa de Imán Ahmad le dijo: “¡Oh, Ahmad! ¿Este es el mismo Shafi’i sobre el cual solías hablar tanto?” Imam Ahmad dijo: “¡Ciertamente es él!” Entonces ella dijo: “¡Noté tres cosas sobre él dignas de criticar! ¡En primer lugar, cuándo lo servimos la comida, él comió mucho ella! ¡En segundo lugar, cuándo él entró en el cuarto de huéspedes, él se fue a dormir sin permanecer levantado para realizar el rezo de la noche (es decir tahujjud)! ¡¿Finalmente, cuándo él rezó Salat ul Fajr con nosotros, él no realizó la ablución (es decir wudhu)?!

Entonces el Imán Ahmad fue a Imam Ash Shafi’i para preguntarle sobre estos tres asuntos que su esposa notó. Imam Ash Shafi’i le dijo, (en el modo que un padre explicaría a su hijo): "¡Oh, Ahmad! ¡Comí en abundancia porque sé con seguridad que tu alimento es el halal (es decir islamicamente permisible) y eres un hombre generoso! ¡Y el alimento que viene de un hombre generoso es una cura, mientras que el alimento que viene de un hombre tacaño es una enfermedad!

Sin embargo, no comí mucha comida a fin de conseguir llenarme; ¡Sino que comí mucha de tu comida a fin de sacar la cura de ella! ¡En cuanto a la razón por la que no me levanté por la noche para realizar el rezo de la noche, cuándo posé mi cabeza para conseguir dormir un poco, miré y todo lo que yo podía ver era el Libro de Allah y la Sunnah de Su Profeta (Sallahu alaihi wa salam) directamente delante de mi cara! Entonces desconté de los beneficios relacionados de 72 fiqh para que los Musulmanes se beneficien de ellos. ¡Así que no había ninguna oportunidad para mí de permanecer levantado y realizar el rezo de la noche!

¡En cuanto a la razón de por qué recé Salat ul Fajr sin realizar la ablución, por Allah! ¡¡Mis ojos nunca probaron el dulzor del sueño de modo que yo tuviera que renovar mi wudhu!! ¡¡Estuve despierto la noche entera, entonces recé Salat ul Fajr con el mismo wudhu que yo tenía para el Salat ul Isha!!!



Recopilado por Al Hafidh Ibn Hajr en Fath ul Bari concisamente y por Abu Nu’aim en Hilya tul Awliyaa’


Traducido al Inglés por Abu Azzubayr Shadeed Muhammad el 30/3/2010 en la Ciudad de Riad, Arabia Saudí.

Traducido del Inglés al Castellano por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia el 14/05/2010 en la Ciudad de Londres, Reino Unido.
Fuente en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/

http://perlasdelislam.blogspot.com/2010/05/las-cosas-no-son-siempre-lo-que-parecen.html